Noah también vuela/Noah flies too


Kenny ha volado más de 3.400 horas y completado con éxito seis viajes transcontinentales. Vemos a su hijo menor, Noah, que está siendo entrenado por el mismo profesor que enseñó a su padre hace treinta años. Kenny empezó porque un bajista famoso estaba metido en eso por aquel entonces e iba a aprender a Burbank, así que Kenny fue y este tipo loco, que también sale en el vídeo, le inculcó el amor por la aviación.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.